¿Qué hay detrás de las mujeres infieles?

> > >

Compartir

La infidelidad es una situación a la que se enfrentan cada vez más parejas en la actualidad. Cuando esto ocurre, supone un gran reto para la relación, en especial para la persona que ha sido fiel. Por desgracia, se trata de un problema muy presente en nuestros días: las estadísticas muestran que alrededor de un 36% de los hombres han sido infieles. Por su parte, el porcentaje de mujeres infieles es del 27%. 

El concepto de infidelidad dentro de cada pareja es distinto. En algunas parejas bastan con que haya habido coqueteo para que se considere infidelidad. Sin embargo, hay otras que no consideran que se produce una infidelidad hasta que llegan al contacto físico o al acto sexual.

Es plenamente necesario y esencial que antes de comenzar una relación la pareja establezca unos límites que rijan su relación. De esta forma tendrán claro qué es lo que cada uno de ellos considera una infidelidad. Así no habrá líneas difusas sobre lo que está bien o está mal hacer.

En el imaginario colectivo, la infidelidad ha sido sido vista siempre como una conducta típicamente masculina. No obstante, a día de hoy hay un porcentaje considerable de mujeres que son infieles.

¿Por qué son infieles las mujeres?

Hay una serio de causas por las que las mujeres son infieles a sus parejas. Estas son algunas de ellas:

  • Falta de conexión.  Es inevitable que con el paso del tiempo las parejas sufran una disminución del tiempo y las actividades que realizan juntos. Esto hace que se pierdan momentos de intimidad o conversaciones profundas. Cuando esto ocurre puede disminuir la satisfacción en la pareja, un motivo por el que la mujer puede ser infiel. Cabe destacar que no hay justificación alguna, es preferible que se termine con la relación antes de ser infiel. 
  • La soledad. Muchas de las mujeres infieles aseguran que antes de cometer la infidelidad se sentían solas y poco escuchadas por sus parejas. Como ya hemos mencionado no es raro que se produzca un distanciamiento. Ni tampoco que las personas empiecen a dedicarse a otras áreas fuera de la relación. Esto suele provocar soledad. No poder compartir lo que sientes es un factor de riesgo para acabar buscando alguien con el que sí te sientas escuchado y comprendido. 
  • No sentirse queridas. Nos situamos en el mismo contexto que las dos situaciones anteriores. Muchas mujeres pueden haberse sentido ignoradas por su pareja y de ahí sus acciones. Quizás el interés o la dedicación ha disminuido y de ahí que la mujer no se haya sentido valorada o una prioridad para su pareja. Además, en muchas ocasiones, sienten que han sido sustituidas por otros intereses. Por ejemplo, el trabajo, hobbies u ocio en general. De ahí la sensación de desplazamiento hacia su pareja. 
  • Relaciones sexuales escasas o insatisfactorias. Las relaciones sexuales habituales y satisfactorias siempre se relacionan con el género masculino. Siempre se ha supuesto que es el hombre quien necesita practicar más sexo que la mujer. De hecho, esta creencia de que la mujer no considera el sexo tan importante como el hombre viene de hace muchos años. Una creencia que es totalmente falsa. Las mujeres necesitan al igual que el hombre una buena conexión sexual además de sentir placer cuando están con sus parejas. Si esto no ocurre puede ser motivo también de distanciamiento. Tanto que es una de las principales causas de la infidelidad de la mujer. Cuando la conexión sexual falla, algunas mujeres necesitan encontrar en otros lo que no reciben en la relación con su pareja. 
falta deseo sexual
  • Aburrimiento. Cuando una mujer siente monotonía en su día a día quiere salir de ahí. Se siente aburrida y a veces ese sentimiento le lleva a practicar actos como la infidelidad. Esta relacionado con la necesidad de darle un giro a tu vida o sentir cosas que hace mucho tiempo que no sentías. Aunque sepan que lo están haciendo mal, tanto los hombres como las mujeres infieles, no son capaces de renunciar. Estas sometidos a una especie de adicción causada por el subidón o la adrenalina que les genera ese momento. 
  • Necesidad de reafirmar su autoestima. Muchas mujeres infieles lo son porque no se sienten valoradas. Esto hace que ellas mismas comiencen a infravalorarse y por eso buscan la aprobación de otros. Necesitan sentirse guapas y deseadas. Hay mujeres que, aunque estén bien con sus parejas, necesitan sentir que aún gustan y que son capaces de atraer otras personas. 
  • Venganza. En diversas ocasiones hemos escuchado la frase de “amor con amor se paga”. Muchas mujeres han asegurado ser infieles por venganza. Porque su pareja lo ha sido previamente y han querido devolverle la jugada. Quieren ver como su pareja siente el mismo dolor que ellas sintieron.
  • Atracción por otra persona. Esto ocurre cuando una mujer experimenta una atracción muy fuerte con alguien. De repente aparece alguien con el que la mujer se siente a gusto, bien y le atrae sexualmente. Es una de las causas mas comunes en las personas que son infieles por naturaleza. Se ven absorbidas por un momento de efusividad y una persona en concreto y no pueden evitarlo. Cabe destacar que cuando nos referimos a que se siente a gusto, es porque se da una situación de subidón. En dicho momento la mujer cree que se complementa al 100% con la otra persona. Sin embargo, solo es cuestión de dicho contexto. 

Ninguna de estas causas está justificada. Cuando una mujer es infiel, sea cual sea su motivo, lo único que está haciendo es provocar más dolor a la otra persona. En ocasiones incluso a ella misma. Poner los cuernos no está bien. De hecho, si crees que vas a hacerlo, habla con tu pareja porque está claro que las cosas no van por buen camino.

Antes de cometer ese error piensa bien las cosas y, si no tienes nada que pensar es porque tu relación ya está rota. 

Sin embargo, si quieres intentar arreglar tu relación, quizás sea útil ponerte en manos de un psicólogo de pareja.

Prueba una sesión gratis

Aprende a gestionar los problemas de pareja y cuida de tu salud con la ayuda profesional de un psicólogo.

Pedir cita

¿Cómo superar una infidelidad?

A veces quien creemos que es la persona que más nos quiere y en la que mas confiamos, nos decepciona. Cuando esto ocurre llegamos a sentir un dolor inmenso. Nos han roto el corazón de una forma cruel. Siempre está bien que te rodees de quienes sí quieren ayudarte. Busca consejo en tus amigos, tu familia, personas que te quieran

Sin embargo, hay veces que no podemos seguir adelante solos. Una infidelidad puede generar en una persona un tsunami de emociones que no puede gestionar. Puede que la ayuda de tu entorno no sea suficiente y necesites pedir ayuda a un psicólogo o un terapeuta de pareja.

En Siquia llevamos desde 2012 ayudando a pacientes de todo el mundo a encontrar su bienestar. Fuimos pioneros en ofrecer terapia online y por eso sabemos que es una alternativa económica, pero igual de efectiva, de las terapias tradicionales.

A día de hoy, más de 1600 personas se han puesto en nuestras manos para encontrar psicólogo online. Si tú también quieres probar nuestros servicios, puedes solicitar una primera sesión informativa gratis haciendo clic en el botón de abajo.

Imagen de Aitana Andrés
Sobre Aitana Andrés Aitana es estudiante del último año de Periodismo en la Universidad de Valladolid. Durante los años de carrera ha descubierto el interés por la salud mental y la importancia de su visibilidad en los medios.

Compartir

Comentarios

No hay comentarios | Comentar