tricotilomaníaPuede que hasta ahora no hubieses oído hablar de este trastorno pero varios estudios demuestran que hasta un 4% de la población lo sufre siendo las mujeres las que tienen una probabilidad mayor, hasta de cuatro veces más, de padecerlo. ¿Que qué es? Se trata de la necesidad irresistible de arrancarse los pelos de distintas partes del cuerpo. Aquellos que lo padecen han de hacer frente a un fuerte sufrimiento pues desfigura la imagen de la persona e incrementa el estrés y la ansiedad. Profundicemos un poco más en el tema.

¿Qué tipos existen?

No todas las personas experimentan los síntomas en la misma medida, así diferenciamos entre;

  • De comienzo temprano. Empieza antes de los ocho años y suele corregirse solo; pero hay que revisar cómo va evolucionando, porque puede que continúe en la edad adulta.
  • Automático. Se da sin conciencia de lo que se está haciendo, mientras se está concentrado en otras actividades, como pensar, estudiar, viendo TV etc. Afecta a ¾ de las personas con tricotilomanía.
  • Consciente. La persona se concentra en lo que está haciendo y no lo puede evitar, sintiendo un impulso irrefrenable a hacerlo con un aumento de tensión que disminuye cuando se produce el arranque del pelo. Corresponde a ¼ de los afectados.

Lo más frecuente es que los tipos consciente y automático coexistan

Como ves para ciertas personas el trastorno puede ser leve y fácil de manejar en su vida diaria. Pero por el contrario, para otros, el impulso de tirar del pelo es abrumador y trae consigo grandes dosis de angustia que puede llegar a condicionar significativamente su vida.

¿Cómo diagnosticarlo?

Según el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales de la Asociación Americana de Psiquiatría (DSM IV), podemos decir que una persona sufre este trastorno cuando;

1. Se arranca de forma repetitiva el propio pelo.

2. Presentar sensación de tensión antes de arrancarse el cabello o cuando la persona trata de resistirse a realizar la conducta.

3. Siente placer, gratificación o liberación, mientras realiza el comportamiento.

4. El comportamiento no se explica por otro problema médico (dermatológico) o psiquiátrico (como la esquizofrenia).

5. Arrancarse el pelo provoca malestar significativo o deterioro en una o más áreas de la vida de la persona (social, o laboral).

¿Cuáles son los síntomas?

Entre los síntomas que más se repiten encontramos;

  • Apariencia desigual del cabello.
  • Parches descubiertos o pérdida del cabello por todas partes.
  • Obstrucción intestinal si las personas se comen el cabello que se arrancan, adquiriendo un nuevo trastorno tricofagia.
  • Tirar o retorcer constantemente el cabello.
  • Negar el hecho de retorcerse y tocarse el pelo.
  • Otros comportamientos de autoagresión.
  • Sensación de alivio, placer o gratificación después de arrancarse el pelo.

En muchos casos estos síntomas también van acompañados de tristeza, depresión o ansiedad.

Ahora ya sabes cómo identificarlo, si tú o algún conocido sufre este trastorno no dudes en buscar ayuda de un profesional cualificado. Recuerda que en Siquia podemos ayudarte desde la primera sesión gratuita.

sesion gratis terapia online en siquia psicologos