Save the Children alerta sobre el abuso sexual infantil en España

> > >

Compartir

Save the Children acaba de publicar un estudio en el que aborda una de las formas más graves de violencia hacia la infancia: el abuso sexual.

Para realizarlo, han analizado 394 sentencias judiciales de abuso sexual infantil producidos entre 2019 y 2020.

¿Qué es el abuso sexual infantil?

Tal y como indica Save the Children, el abuso sexual es la «imposición por parte de un adulto o de otro menor de una actividad de carácter sexual a un niño o niña aprovechando la desigualdad de poder para obtener una satisfacción sexual».

Se estima que solo el 15% de los casos de abuso sexual llegan a denunciarse.

En 2020 se presentaron 5.685 denuncias por delitos de abuso sexual infantil (6.153 en 2019). Teniendo en cuenta la pandemia, el confinamiento, y las restricciones por el coronavirus, se cree que muchos casos no fueron denunciados. Esto se debe, en parte, a que los principales puntos de detección, como es el caso de los colegios, no estaban operativos.

Abuso Infantil

Características principales del abuso sexual infantil en España

  • La edad media en que los niños empiezan a sufrir abusos son los 11 años.
  • Alrededor del 45% de estos abusos tienen lugar cuando los pequeños tienen entre 13 y 16 años.
  • La mayoría son niñas. Concretamente, el 79% de los casos analizados.
  • Aproximadamente el 84% de los abusadores son conocidos por los menores.
  • Destaca el entorno familiar, donde los abusador más frecuente son padres, familiares no identificados, y la pareja de la madre.
  • Fuera del entorno familiar: amistades o compañeros, conocidos y educadores.
  • En todo tipo de familias y contextos (matrimonio, divorciados, separados, con la tutela del menor, etc.)
  • No siempre es fácil descubrir al agresor.
  • Uso de la violencia.
  • Los pequeños son incapaces de comprender lo que están viviendo.

¿Cómo es el proceso judicial en estos casos?

  • La denuncia la interpone la víctima (33,8%), la madre (28%) y los dos padres (13,7%).
  • El proceso dura alrededor de dos años, y los niños se enfrentan a una media de cuatro declaraciones, exponiéndose una y otra vez a revivir el sufrimiento ocasionado. Solo en el 22,7% de los casos analizados existía prueba preconstituida (la declaración había sido grabada para que los pequeños no tuvieran que acudir a juicio).
  • La mayor parte de los profesionales de la Justicia carecen de formación específica en derechos de infancia y en violencia contra niños y niñas.
  • No existen entornos amigables para que las víctimas declaren de forma cómoda y respetuosa.

Modelo Barnahus

Significa «Casa de los niños» en islandés.

Como indica Save the Children, consiste en un espacio alejado de comisarias y hospitales, que ofrece un modelo de atención donde los departamentos y personas que intervienen en un caso de abuso sexual infantil se coordinan y trabajan conjuntamente para atender a la víctima adecuadamente.

Prueba una sesión gratis

Cuida de tus hijos con la ayuda profesional de un psicólogo.

Pedir cita

Las propuestas de Save the Children

Para conseguir una justicia que proteja a los menores ante abusos sexuales, y garantice los derechos de la infancia y adolescencia, la organización Save the Children pone sobre la mesa las siguientes propuestas:

  • Creación de estructuras judiciales y fiscales especializadas
    en violencia contra la infancia.
  • Creación de Fiscalía específica de violencia contra la infancia que participe en todos los procesos donde existan víctimas menores de edad.
  • Garantizar la especialización de los equipos técnicos que asisten a los órganos judiciales.
  • Como regla general, preconstituir la declaración de la víctima en un espacio amigable y junto a personal especializado.

En ocasiones, los más pequeños necesitar apoyo psicológico muy muchos y muy diferentes motivos, entre ellos, el abuso sexual, físico o emocional, o la vivencia de acontecimientos traumáticos. En Siquia estamos a su disposición gracias a nuestros psicólogos infantiles.

Imagen de Andrea Fernández
Sobre Andrea Fernández Soy Andrea Fernández Rodríguez, estudiante de periodismo en la Universidad de Valladolid. Tengo 21 años, y en un futuro no muy lejano me gustaría trabajar en el mundo del periodismo y la comunicación. Me gusta mucho aprender cosas nuevas, y tengo un gran interés por la psicología.
Solicitar cita

Compartir

Comentarios

No hay comentarios | Comentar