Reskilling: qué es y qué tienes que saber sobre el reciclaje en el trabajo

> > >

Compartir

Las compañías, frente a un mercado laboral en el que cada vez se demandan nuevas profesiones, han encontrado la clave para superar la falta de personal cualificado en materias específicas: el reskilling.

Las empresas han experimentado grandes cambios internos en los últimos años, renovando su cultura empresarial, digitalizándose y promoviendo la creatividad y la innovación entre su plantilla. Ahora, han dado un paso más al promover la formación continua y reaprendizaje de sus empleados.

No se puede hacer frente al futuro con conocimiento del pasado, pero sí a partir de él, por eso, la tendencia entre las compañías es el reskilling, las nuevas habilidades adquiridas que ayudan a afrontar los riesgos, retos y oportunidades propios del mercado laboral actual.

¿Qué es el reskilling?

El reskilling, -también denominado reaprendizaje o reciclaje laboral-, es el aprendizaje de nuevas competencias y habilidades para desempeñar de forma más satisfactoria una moderna profesión o función dentro del rol, cargo o responsabilidad que estemos ejerciendo. Estas habilidades que se pretenden desarrollar parten de otras que ya se poseían, mejorando, así, la competencia general.

Este reciclaje laboral se define como clave en el mercado laboral actual, ya que este se encuentra en continua actualización y cada vez requiere destrezas más específicas que marquen la diferencia. De este modo, el talento se vuelve versátil, pues el reskilling favorece una mayor adaptación, flexibilidad y movilidad.

En este contexto de constante volatilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad, las empresas necesitan una adaptación continua a las nuevas realidades. Ante esta situación, profesionales y empresas deben reforzar sus conocimientos y habilidades para que conjuntamente puedan competir en este mercado cambiante.

El uso de nuevas tecnologías en una empresa puede suponer una ventaja de inteligencia competitiva, pero resulta imprescindible la formación constante de las personas encargadas de utilizar todas estas nuevas herramientas, técnicas y metodologías.

¿Qué beneficios tiene el reskilling?

Los principales beneficios del reskilling son que:

  • Lucha contra la brecha digital desde el interior de la empresa, haciéndola así más competitiva.
  • Reduce los procesos de selección y, en consecuencia, los periodos de adaptación.
  • Ayuda a crear fidelidad y a retener el talento. Los profesionales valoran que la compañía invierta en ellos con la ampliación de su perfil profesional.
  • Aumenta y mejora la reputación corporativa al ofrecer una formación continua a la plantilla.
  • Promueve una cultura de empresa dinámica adaptada a un entorno en constantes evolución.
reskilling

Ventajas del reskilling para los profesionales

El reskilling es un plan mediante el cual los profesionales se sienten valorados al poner la empresa a su disposición formación para crecer profesionalmente. De no promover la innovación y creatividad en la plantilla y reciclar sus habilidades, los profesionales tienden a buscar otros puestos de trabajo al sentir que sus carreras se estacan.

Por eso, es importante incentivar esta estrategia y proporcionar mejores expectativas de futuro. Un mayor aprendizaje por parte de los profesionales incrementa su reputación individual y colectiva como empresa.

Un plan de reskilling, mediante el que la empresa hace visible su preocupación por el aprendizaje laboral, aumenta la motivación del profesional, quien se fideliza con la compañía y no realiza la temida fuga de talento.

¿Cómo se puede implementar un plan de reskilling?

Los pasos poner en marcha esta estrategia se pueden resumen en:

  1. Estudiar las necesidades del negocio para saber qué nuevos puestos de trabajo y habilidades son útiles para la empresa.
  2. Hacer una evaluación de las habilidades de la plantilla para, de acuerdo con las necesidades del negocio, determinar quién necesita un reskilling.
  3. Diseñar un sistema de formación con diferentes perfiles, facilitando el aprendizaje a través de herramientas digitales y horarios favorables, preferiblemente durante la jornada laboral.
  4. Realizar una evaluación continua para determinar el nivel de progreso y analizar la respuesta de los empleados.

Es muy importante que el profesional que quiera adaptarse escoja adecuadamente las áreas hacia las que quiere reorientar su carrera profesional, así como las habilidades y competencias necesarias.

Rasgos de los candidatos para el reskilling

Para definirse como un buen candidato para un programa reskilling se deben reunir alguno de estos dos rasgos:

1. Buena gestión del tiempo

La distribución del tiempo es muy importante cuando en medio del desempeño del trabajo se ha de adquirir nuevas habilidades, por eso, hay que asegurarse que el seguimiento del programa de reskilling no impide realización de las responsabilidades laborales cotidianas.

Por este motivo, los empleados candidatos al reskilling tienen que saber equilibrar las demandas laborales con las formativas, ajustándose a los horarios y planes.

2. Capacidad emprendedora

Dentro de la compañía hay trabajadores con propia iniciativa personal en la formación y en el desarrollo de nuevas habilidades, por eso, es necesario aprovechar esa motivación y exprimirla al máximo para impulsar su carrera profesional. Esto ayudará a que el empleado de lo mejor de sí mismo.

Las estrategias de reskilling más utilizadas

El diseño del sistema de formación de los profesionales puede realizarse a través de las siguientes estrategias:

1. Mentorías o coaching

Asignando un mentor o coach a los grupos se crea un programa de capacitación y actualización personalizado. Además, esta práctica requiere de una mayor implicación y colaboración por parte del empleado, ya que él mismo debe orientar y planificar su formación hacia el área y habilidad que más útil e interesante le parezca.

El coach tiene la función de esclarecer las habilidades que ya tiene el empleado y sobre ellas, orientar su aprendizaje.

reskilling

2. Cursos, certificaciones y calificaciones

Con esta estrategia se acreditan los conocimientos y habilidades de cada empleado. Esta práctica se traduce como ventaja para la empresa, ya que se asegura de que sus trabajadores reciben formación de calidad y reconocida oficialmente.

No obstante, el empleado también se beneficia de ello, pues mejora sus aptitudes y se siente valioso y motivado en su empresa. En esta formación es muy importante que los cursos, calificaciones y certificaciones sean adecuados y estén regulados.

3. Formación online o eLearning

Este tipo de estrategia de reskilling es rápida y cómoda para el trabajador, además de ser muy flexible a la hora de realizar. El abanico de conocimientos es mucho más amplio, pues acabar casi cualquier tipo de competencia y habilidad que se pueda aprender de forma remota.

4. Capacitación en el propio trabajo

Muy diferente al aprendizaje online, esta estrategia de reskilling consiste en aprender en el propio lugar de trabajo, es decir, directamente en el puesto que se pretende ocupar, adquiriendo conocimientos de la mano de los compañeros que ya desarrollan ese rol.

Durante este reciclaje laboral, el empleado observa las labores y funciones que se llevan a cabo para después realizarlas él mismo. A lo largo del aprendizaje, el trabajador está acompañado de un compañero que lo guía y corrige.

5. Aprendizaje combinado

Este reskilling combina varias estrategias para completar la formación y la consecución de los objetivos. Esta mezcla de técnicas de estudio es una de las más eficaces, ya que reúne todos los beneficios de cada una de ellas, desde las más tradicionales hasta la formación online.

Ejemplos de éxito del reskilling

AT&T (American Telephone & Telegraph)

El reskilling ya ha sido implantado en varias compañías, siendo una de ellas AT&T (American Telephone & Telegraph), el mayor proveedor de servicios telefónicos de Estados Unidos que reúne a 280.000 empleados.

En 2013 esta empresa tomó la decisión de contratar nuevos talentos más actualizados en su formación, así como establecer como prioridad la reeducación en nuevas habilidades y competencias de los trabajadores que ya formaban parte de la plantilla.

Así, la compañía desarrollo su iniciativa denominada “Workforce 2020” en la que invirtieron un total de 250 millones de dólares.

El primer paso, y más importante, fue detectar las habilidades con las que la empresa quería contar en un futuro para trazar, así, su estrategia hacia ese objetivo.

Con los objetivos establecidos, se puso a disposición de los trabajadores las herramientas necesarias para desarrollarse profesionalmente.

reskilling

¿Cuáles fueron estas herramientas?

  • Recursos para crear un perfil profesional que uniese las competencias y experiencias y que detectase las habilidades que debía reforzar el trabajador. Esta herramienta, a su vez, ayudaba a los trabajadores a encontrar puesto en los que se adaptaba mejor su perfil.
  • Recursos para informar sobre las tendencias de contratación dentro de la empresa y de los perfiles que eran necesarios en las distintas áreas. A partir de esto, los empleados pasaban a la fase de formación mediante cursos online que acreditaban las competencias y habilidades que necesitaban.

Amazon

Esta gran compañía con presencia en muchos países cuenta con unos 800.000 empleados. En 2019, Amazon lanzó un programa con el que pretendía favorecer la adaptación de sus trabajadores a futuras exigencias del mercado laboral.

La iniciativa que pusieron en marcha tuvo una inversión de más de 700 millones de dólares e iba dirigida a la mejora de las habilidades de 100.000 trabajadores.

Su programa de reskilling favoreció el desarrollo de tres proyectos:

  • Machine Learning University: programa de reskilling para formar a personas que tienen experiencia en el ámbito de la tecnología y, así, favorecer el avance de su carrera profesional.
  • Associate2Tech: programa de reskilling para formas a empleados que desempeñaban roles relacionados con las TIC.
  • Amazon Technical Academy: programa de reskilling para formas a los empleados que quieran adquirir habilidades necesarias para las labores de ingeniería de software.

En definitiva, el reskilling es una estrategia que sirve para anticiparse y estar preparado ante situaciones imprevistas, y puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso de una organización, de una carrera profesional o de un cierto empleo.

Imagen de Laura
Sobre Laura Periodista especializada en los Nuevos Medios Interactivos y el Periodismo Multimedia

Compartir

Comentarios

No hay comentarios | Comentar