Psicólogo online para superar la soberbia

> > >

Compartir

Si hay una llave que abre todas las puertas es la amabilidad. Una sonrisa, un agradecimiento o una muestra de preocupación genuina son suficientes para alegrarle el día a alguien. Si lo primero que hiciésemos al levantarnos fuese tomar la decisión, consciente y deliberada, de ser más amables, el mundo sería un lugar mejor. Y, sin embargo, parece que algunas personas disfrutan con la soberbia.

¿Qué es la soberbia?

La soberbia es el sentimiento de superioridad que algunas personas sienten respecto a los demás.

Las personas soberbias se muestran muy seguras de sí mismas y no muestran reparos en menospreciar a los demás. Se trata de un rasgo de la personalidad muy desagradable, pues las personas de estas características tratan a los demás de manera distante y altiva.

¿Es lo mismo que el orgullo?

El orgullo y la soberbia son sentimientos parecidos, aunque no iguales.

Si bien el orgullo puede entenderse como un exceso de amor propio, capaz de derivar en un sentimiento de superioridad hacia el resto, no siempre es así. El orgullo, dentro de los límites sanos, es un sentimiento muy positivo que nos permite poner en valor nuestras habilidades y nuestros logros.

La soberbia, por el contrario, no tiene acepción positiva alguna. De hecho, podríamos decir que la soberbia es el exceso de orgullo: un sentimiento negativo que envenena nuestros sentimientos y nos ciega hasta el punto de hacernos perder la perspectiva de nuestros propios defectos.

Características de una persona soberbia

  • Son personas inseguras

Detrás de su máscara de superioridad, una persona soberbia esconde un montón de inseguridades que no quiere que la gente vea.

De hecho, la soberbia suele entrañar una contradicción: aunque la persona realmente se crea digna de alabanza, es muy consciente de sus defectos y gasta grandes cantidades de esfuerzo en esconderlos. Curiosamente, estas personas suelen temer que el resto les desprecien, como hacen ellos.

En primer lugar huelga decir que no es lo mismo autoestima inestable no necesariamente significa autoestima baja. De hecho, existe tanto la autoestima alta e inestable como la autoestima baja e inestable.

Las personas con una autoestima inestable son aquellas que dejan que la opinión de los demás influya sobre la percepción que tienen de sí mismos.

Si las personas soberbias se esfuerzan tanto por esconder sus defectos es precisamente para evitar que la opinión del resto sobre ellos afecte negativamente a su autopercepción. Se trata de personas que necesitan aprobación externa para sentirse bien, motivo por el que suelen decir lo que la gente quiere oír, incluso si no lo peinsan.

  • No admiten sus errores

La imagen que tienen de sí mismos es tan elevada que rara vez admiten sus errores.

Incluso cuando son conscientes de que han hecho algo mal, las personas soberbias tratan de echar balones fuera. Si pueden culpar a otra persona, lo harán. Cualquier cosa antes que permitir que el resto les vea como personas normales, a su mismo nivel.

  • Son inflexibles

Se trata de personas poco tolerantes hacia las creencias de los demás. Se han hecho una imagen muy rígida del mundo que les rodea y no permiten que nadie lo cuestione. Por eso tienden a infravalorar las opiniones del resto y se muestran reacios a debatir.

  • No les importa hacer daño a los demás

Una persona soberbia hará cualquier cosa por defenderse de los ataques. De hecho, a menudo pensará que hasta el más mínimo desacuerdo es un ataque y se defenderá sin pensar en los sentimientos del resto.

Su sentimiento de superioridad le hace sentir que no tiene por qué preocuparse por los demás.

  • Son egocéntricos

Esta característica va unida a la necesidad de aprobación. Para sentirse valorados, necesitan que la gente sea consciente en todo momento de sus logros y por eso no permiten que el foco de la conversación se aleje de ellos.

  • Tienen habilidades sociales

Por extraño que parezca, las personas soberbias no siempre se muestran desagradables. De hecho, suelen tener facilidad para hacer amigos y a menudo les verás rodeados de gente.

Saben qué decir para agradar a los demás, aunque no se preocupen genuinamente por ellos.

¿Reconoces alguna de estas características en ti mismo? Aprende a superar la soberbia con ayuda de un psicólogo online.

Prueba una sesión gratis

Supera la soberbia y cuida de tu salud mental con la ayuda profesional de un psicólogo.

Pedir cita

¿Cómo superar la soberbia?

Si te consideras una persona soberbia y quieres cambiar, debes saber que ya has dado el paso más difícil. Admitir que tienes defectos y estar dispuesto a cambiar es, en sí mismo, un antídoto contra la soberbia.

El siguiente paso es prestar atención a lo que ocurre a tu alrededor y dentro de ti. Analiza cómo reaccionas ante tus logros y tus fracasos y controla tu respuesta emocional. Solo siendo consciente de tu comportamiento podrás modificarlo.

Algunos consejos que pueden ayudarte a superar la soberbia son:

  • Analizarte a ti mismo para ser consciente de tus fortalezas y de tus debilidades.
  • Trabajar tu autoestima para que no dependa de lo que los demás piensan de ti.
  • Practicar la autoaceptación y asumir que eres una persona falible.
  • Cambiar tu perspectiva sobre los errores y verlos como una oportunidad para aprender y ser mejor persona.
  • Practicar la escucha activa. Interésate por lo que dicen los demás e intenta entender su punto de vista.
  • Interesarte por las cosas que les ocurren a los demás.
  • Practicar la empatía. Antes de decir o hacer algo que pueda afectar a otra persona, pregúntate cómo podría hacerle sentir.

Si nada de esto funciona, siempre puedes ponerte en manos de un psicólogo. Ten en cuenta que el cambio no suele ser un proceso sencillo, aún menos cuando lo que quieres cambiar es una de las bases de la personalidad. No obstante, el aprendizaje es más fácil si cuentas con la ayuda de un psicólogo que te guía en el proceso.

En Siquia llevamos desde 2012 ayudando a pacientes de todo el mundo a encontrar su bienestar. Fuimos pioneros en ofrecer terapia online y por eso sabemos que es una alternativa económica, pero igual de efectiva, de las terapias tradicionales.

A día de hoy, más de 1600 personas se han puesto en nuestras manos para encontrar psicólogo online. Si tú también quieres probar nuestros servicios, puedes solicitar una primera sesión informativa gratis haciendo clic en el botón de abajo.

Imagen de Lucía Lorenzo
Sobre Lucía Lorenzo Lucía Lorenzo es Graduada en Periodismo por la Universidad de Valladolid, donde descubrió su gran interés por los temas relacionados con la salud, especialmente con la salud mental, la gran olvidada en las enseñanzas universitarias. Entre sus inquietudes se encuentran el feminismo y los derechos LGBT. Ganadora de un premio de relato corto en el año 2013, disfruta escribiendo tanto noticias como ficción.
Solicitar cita

Compartir

Comentarios

No hay comentarios | Comentar