Mi pareja no me desea: consejos prácticos

> > >

Compartir

Muchas parejas dan demasiada importancia a ese momento de intimidad y de conexión que les hace sentirse tan bien. Pero, ¿qué ocurre cuando no te sientes deseado o deseada? Una de las crisis más comunes en las parejas es la que deriva de la pérdida de pasión. Esto no significa que tu relación esté rota. ¡Que no cunda el pánico!

Pasos para recuperar el deseo

  1. Si sientes que tu pareja no te desea, lo que no debes hacer es guardar silencio y luchar contra ese sentimiento de frustración solo. Puede que tu pareja y tú no os entendáis en la cama. Explícale cómo te sientes, cuáles son tus gustos sexuales y, por supuesto, pregunta también por los suyos.
  2. Está bien que te expreses, pero hay que ceder el turno de palabra a la otra persona. Es importante que tu pareja también exprese sus sentimientos, porque es posible que esté enfrentándose a alguna situación complicada que provoque esa falta de deseo: Un problema familiar, estrés, un despido, ebriedad…
  3. Cabe la posibilidad de que tu pareja esté enfrentando a otros obstáculos de carácter sexual. Hay muchas personas que sufren problemas fisiológicos u otras frustraciones como la sequedad vaginal, el vaginismo, la eyaculación precoz y la disfunción eréctil. Son casos que, normalmente, dan vergüenza, pero el mejor remedio para superarlos es tratarlos con auténtica naturalidad.
  4. ¡Fuera complejos! No sentirte a gusto con tu cuerpo provoca inseguridad y es normal que tu pareja pueda sentirse incómoda al mantener relaciones.
  5. Ten en cuenta las alteraciones hormonales. Las mujeres tienen cambios hormonales que disminuyen el deseo sexual, como ocurre con la menstruación, la menopausia y el embarazo.
  6. Dale tiempo. No es el momento de presionar ni de criticar. De hecho, si tu pareja se siente presionada lo que conseguirás es que siga sin tener ganas de sexo.

Prueba una sesión gratis

Pon fin a tus conflictos de pareja con la ayuda de la terapia de pareja online. Resuelve tus dudas de la mano de un profesional experto en gestión de emociones en la pareja.

Pedir cita

Consejos prácticos para que vuelva el deseo

  • Estimula a tu pareja. No hace falta mantener relaciones sexuales porque sí. Podéis probar diferentes tipos de estimulación para que ambos disfrutéis y no hace falta tener sexo después. Olvídate de esa convicción errónea de que el sexo implica penetración.
  • Deja que tu pareja lleve la iniciativa, no lo hagas tú siempre.
  • La rutina aburre. Es algo que todos sabemos. Al llevar muchos años con tu pareja lo normal es que se creen rutinas y que nos olvidemos de lo emocionante que es la experimentación. Algunos consejos que pueden ayudarte son: tener citas como al principio de la relación para recuperar la magia perdida, practicar otras posturas e incluso incorporar juguetes sexuales.
  • Arreglad vuestros problemas de pareja. El plano sexual se ve afectado si existen de por medio muchas discusiones, si hay celos o si hay infidelidades.

Ten en cuenta que todos los sentimientos y emociones se van desgastando a lo largo del tiempo. Por eso es fundamental desmitificar esa pasión eterna que venden todas esas series y películas que vemos a diario en la televisión.

Si echas un vistazo atrás, tu relación al principio no era como ahora y, aunque mantengas menos relaciones sexuales con tu pareja, lo verdaderamente importante es no perder la comunicación, el bienestar y el desarrollo común. Tener sexo no es sinónimo de felicidad.

En el caso de los problemas fisiológicos, lo más adecuado es acudir a un médico y, en caso de los problemas psicológicos, lo correcto es acudir a un profesional que os ayude a dialogar, como son los psicólogos y los sexólogos. Una buena opción son las terapias de pareja.

Prueba una sesión gratis

Imagen de Siquia
Sobre Siquia Portal de psicológia líder en terapia online desde 2012. Prueba una sesión gratuita de terapia por videoconferencia y resuelve todas tus dudas de manera confidencial con una de nuestras psicólogas colegiadas.
Solicitar cita

Compartir

Comentarios

No hay comentarios | Comentar