Me siento vacío: lo tengo todo, pero me falta algo

> > >

Compartir

La sensación de sentirse vacío es algo que experimentan la mayoría de las personas en algún momento de su vida. Si no encuentras sentido a tu vida, no hay nada que te haga ilusión y sientes cómo si no tuvieras nada lo más seguro es que estés pasando por un período de vacío existencial.

vacío

Lo peor es que este sentimiento de vacío no viene solo, sino que viene acompañado de otros sentimientos como anhedonia, soledad y sensación de no encajar, de estar desconectado del mundo en el que vive.

Causas de sentirse vacío

La sensación de sentirse vacío puede estar causada por diversas razones. La más habitual es la de haber perdido a un ser querido, tanto por in fallecimiento como por una separación. No volver a ver a la persona a la que tanto queremos durante mucho tiempo o incluso para siempre puede romper todos nuestros esquemas de vida y desencadenar una sensación de vacío interior.

Es muy común cuando un hijo con el que has estado toda la vida se va de casa o cuando se separa una pareja.

Otra de las causas puede ser por la pérdida del trabajo. Al perderlo, todos los sueños, expectativas y metas se van ya que dependían de él. Un cambio drástico de vida como tener que mudarse a otro país o una larga enfermedad también pueden ser los causantes de ese vacío emocional.

Estas etapas van unidas a la incertidumbre y suelen llevar un gran cambio de los planes futuros de vida.

Sin embargo, a pesar de todas estas causas, debes saber que estas tan solo actúan como desencadenantes. El sentimiento de vacío emocional no solo se debe a la pérdida, también está relacionado con el “yo”.

Sentimos que perdemos el contacto con nosotros mismos

El vacío existencial es una disociación que implica la pérdida de contacto con uno mismo. Es, básicamente como si nos desconectáramos de nosotros mismos y empezáramos a vivir la vida sin ningún interés. Como si nuestra vida no tuviera sentido y simplemente vivamos por obligación.

El caso es que mientras estábamos centrados en un objetivo o en una persona en concreto no nos hemos prestado atención a nosotros mismos, a lo que pasaba y a lo que necesitábamos. Por ese motivo, en la base del vacío existencial se esconde un estado de frustración provocado por los falsos objetivos, anhelos, expectativas malogradas y metas destruidas.

Por consecuencia, la sensación de vacío implica un problema de aceptarse a uno mismo y una incapacidad para encontrar nuevos objetivos y metas para darle sentido a tu vida.

¿Cuándo puede ocurrir?

Como ya hemos mencionado, esto puede ocurrir en cualquier etapa de nuestra vida, por la muerte de un familiar, al terminar la carrera y no saber que hacer, un despido de trabajo, un duro golpe en una relación, etc. Es muy común que los sentimientos aparezcan y se intensifiquen.

En ese caso nosotros dejamos de atender las necesidades de nuestro cuerpo y de alguna manera da lugar a manifestaciones que funcionan como una señal de alarma para cambiar lo que hacemos diariamente.

Cuando no atendemos nuestras necesidades emocionales aparece el vacío.

¿Cómo podemos hacer frente al vacío emocional?

  1. Reconoce el vacío

Es imprescindibles que no te refugies en comportamientos que te hagan daño solo para esconder ese vacío emocional. El primer paso para que esa sensación desaparezca es reconocerla.

No la rechaces ni intentes esconderla, háblate a ti mismo y a los demás y expresa que te sientes vacío.

No debes enfadarte ni sentirte mal contigo mismo, ese sentimiento solo significa que tu vida necesita una nueva dirección y tienes que proponerte metas y objetivos nuevos.

2. Asume el vacío como una oportunidad

Según diversos estudios, la sensación de vacío se experimenta de forma distinta dependiendo de la cultura a la que pertenezcas.

En la filosofía taoísta y budista el sentimiento de vacío se considera algo positivo porque significa que no estamos aferrados a nada. Por ese motivo, aunque en la cultura occidental el vacío existencial se vea como algo malo, puedes cambiar tu forma de verlo y asumirlo como una etapa más en tu vida que ha aparecido para que cambies y experimentes nuevas alternativas.

A pesar de que sentir el vacío no sea agradable, es una señal de que es hora de cambiar, no es algo negativo.

3. Deja de buscar fuera, mira dentro de ti mismo

Permíteme decirte que el vacío que sientes no se puede llenar con nada literalmente, solo puede colmarse con símbolos que tengan un significado especial para ti.

Eso significa que lo que llena a una persona y le da sentido a su vida, en tu caso puede no funcionar.

Buscar el sentido es algo muy personal, tienes que mirar hacia tu interior y ver qué necesitas. Debes encontrar tus propios significados, lo que te ilusiona y te motiva.

4. Pasa tiempo contigo mismo

El vacío existencial es una desconexión de ti mismo. Durante mucho tiempo te has descuidado y no has pensado en ti. Es muy importante que empieces a explorar qué es lo que te da miedo y pienses hacer cuáles son tus esperanzas y tus sueños, de ese modo encontrarás un gran significado a tu vida.

Puede ser que al principio no te sientas cómodo, pero cuando vayas cuidando más de ti mismo y te conozcas mejor ese vacío desaparecerá.

5. Reconfórtate

Como ya hemos dicho, cuando sientes un vacío suele ser porque te has desconectado de ti mismo y has dejado de pensar en tus necesidades. Probablemente hayas empezado a anteponer las necesidades de los demás a las tuyas y por eso mismo, tu “yo” se haya debilitado.

Es hora de pensar en ti. Cada vez que hagas algo bien felicítate por tus logros y así con todo. Tu autoestima se verá fortalecida y comenzarás a tener más confianza en ti mismo. Observarás como ese vacío interior se va yendo poco a poco.

Prueba una sesión gratis

Si no dudas en acudir a un especialista cuando tienes cualquier dolor físico ¿por qué no actuar igual cuando el dolor es emocional? Prueba una sesión de terapia gratuita en Siquia y conoce cómo el apoyo psicológico te ayuda a mejorar tu vida y alcanzar las metas que te propongas.

Pedir cita

¿Es permanente?

El vacío interior es algo que aparece y nos da la sensación de que nunca se va a ir. Pensamos que lo tenemos todo para ser felices, pero no lo somos, que nos falta algo. Sin embargo, esto es algo completamente pasajero.

Debes seguir los consejos y pasos que hemos mencionado anteriormente sobre cómo afrontarlo y verás que con el tiempo se irá pasando. Lo fundamental es mirar al futuro con ilusión, preocuparse por uno mismo y por lo que necesita y plantearse nuevos objetivos.

Si después de todo sigues sintiendo esa sensación de vacío emocional lo mejor es optar por ayuda psicológica. Ellos te ayudarán con una terapia especializada a que tu vacío interno desaparezca.

¿Cómo puede ayudar un psicólogo a construir un futuro con ilusión?

La ilusión es algo que sirve para no rendirnos, para darnos fuerzas y motivación y así poder conseguir los objetivos a largo plazo que nos hemos propuesto.

Si bien es cierto, que las cosas no nos hacen la misma ilusión la primera vez que las hacemos que cuando ya las hemos hecho muchas veces. Por eso mismo no solo hay que tener ilusiones, también hay que renovarlas para que no se agoten.

Los psicólogos pueden dar algunos consejos para conseguir esa ilusión y mirar hacia un futuro con ilusión. Algunos de esos consejos son:

  • Obsérvate a ti mismo: te ayudarán a saber qué es lo que necesitas, qué te puede ayudar y qué no.
  • Detectar tus emociones: te enseñan a darte cuenta de cuáles son las emociones que sentimos en cada momento ya que nos van a ayudar a saber si vamos a recuperar la ilusión o no.

Si solo hay miedo, tristeza o rabia nos ayudarán a combatirlo y trabajarlo mediante terapia.

  • Poner orden a tu vida: horarios, aprovechar el tiempo, alimentarse bien o pasar tiempo con familia o amigos son las bases para recuperar la ilusión.
  • Valorar los pequeños momentos: empezar a disfrutar de lo que tenemos y de las pequeñas cosas pueden marcar el camino para recuperar la ilusión.  
  • Hacer cosas que te gusten: pasear, dibujar, pintar, cantar, bailar, hacer punto, etc. Lo primero que te dirá un psicólogo será que para cultivar la ilusión tienes que hacer cosas que te llenen.
  • Perdónate: siempre tendemos a ser muy duros con nosotros mismos, si dejamos de hacerlo veremos la vida con más positividad.
  • Ilusiones factibles: tenemos que dejar de marcarnos metas que no sean realistas. Si enfocamos la ilusión en cosas que sí que podemos hacer y conseguir, la ilusión vendrá por si sola.
  • Sin esfuerzo no hay ilusión: los psicólogos te ayudarán a sacar fuerzas para que no quedes envuelto en una desesperanza sin ilusión. Las pequeñas esperanzas son las que construyen nuestra vida con ilusión.

Si tras leer este artículo tienes dudas, nuestros psicólogos de Siquia te las resolverán.

La primera sesión es gratis. ¡Pruébala!

Imagen de Paula Parra Maté
Sobre Paula Parra Maté Licenciada en Periodismo por la Universidad de Valladolid. Soy alegre y muy risueña, me gusta informarme e informar a los demás, aprender cosas nuevas y dar lo mejor de mí en cualquier ámbito de mi vida. Mi objetivo es llegar a ser alguien importante en el mundo de la comunicación.
Solicitar cita

Compartir

Comentarios

No hay comentarios | Comentar