Marta Pombo habla sobre la depresión que le causaron las redes sociales

> > >

Compartir

El nombre de Marta Pombo suena allá donde lo pronuncies, porque con casi medio millón de seguidores es una de las influencers más conocidas de España. Sin embargo, hace unos meses Marta abandonaba su trabajo en las redes sociales con la intención de cuidar su salud mental, gravemente dañada por la exposición pública y los haters. «Mi regalo de navidad es este ¡Desconectar para volver a conectar! Volveré más fuerte y con ganas de seguir transmitiendo cosas buenas» escribía en una publicación de Instagram, a finales de diciembre del 2020.

Marta Pombo

Su hiatus, tan solo roto por un vídeo donde explicaba a sus seguidores su ruptura con Luis Giménez, su marido, ha terminado hace tan solo unos días, cuando Marta Pombo se atrevía a compartir una de las novedades de su vida: una perrita llamada Gaia. En una entrevista en la COPE, Marta Pombo ha hablado abiertamente de su retirada de las redes sociales: «Te sientes muy solo […] Pero no por fue sentirme sola, sino fue el tener que dar explicaciones constantemente. Eso me saturó demasiado… me estaba cambiando la forma de ser». Su hartazgo con las redes llegó hasta tal punto que, cuando le preguntan, Marta asegura que no le recomendaría a nadie ser influencer.

Las claves de la vuelta de Marta Pombo a las redes sociales

Sin embargo, la hermana de María Pombo ha vuelto a las redes con ánimos renovados, pero no sin precauciones. La influencer confesaba durante la entrevista que le asustaba la posibilidad de volver a recaer: «Creo que psicológicamente todavía no estoy curada de este monstruo, entonces me da miedo volverme a reenganchar a eso de tener que dar explicaciones, leer las críticas…». En estos meses ha logrado reencontrarse consigo misma, pero no fue tarea fácil: «Estaba muy perdida y no era consciente de que tenía buscarme a mí misma, yo solo quería parar».

Su retorno no habría sido posible sin la ayuda psicológica y psiquiátrica recibida durante el descanso: «Mi psiquiatra me diagnosticó depresión, me medicó y me fue dando unas pautas para volver al camino». Marta describe su depresión como «un agujero negro con una nube gris» del que aún no ha salido del todo, pero que va dejando atrás gracias a técnicas como la meditación.

Prueba una sesión gratis

Recupera el interés y hazle frente a la tristeza con la ayuda profesional de un psicólogo.

Pedir cita

Marta Pombo recuerda que, en ocasiones, ni siquiera se sentía capaz de salir de la cama, un síntoma muy común en los trastornos depresivos. La depresión no conlleva tan solo tristeza, sino que es común perder el interés y la capacidad de disfrutar de las cosas, estar muy cansado a menudo, tener problemas de sueño e incluso aislarse del resto. Testimonios como el de Marta pueden ayudar a sus seguidores, en su mayoría muy jóvenes, a reconocer si sufren de algún problema de salud mental e incluso puede animarles a buscar ayuda.

No es la única celebrity que ha batallado con las redes sociales: un año antes que ella, el cantante Ed Maverick dejaba las redes sociales a causa del cyberacoso. Tampoco la única que ha sufrido problemas de salud mental: recientemente Daddy Yankee hablaba sobre sus problemas de ansiedad, que le hicieron engordar 22 kilos durante el confinamiento. Tras el parón, Marta Pombo se ha puesto como objetivo utilizar sus redes para crear conciencia sobre la salud mental: «Quiero enfocar mi contenido a dar voz a temas cotidianos como la salud mental, que la gente no le da importancia y que es muy importante. Hay gente que si no lo escucha de alguien conocido, o de alguien a quien admira, no se lo plantea para sí mismo«.

La pandemia está generalizando los problemas de salud mental. Si estás empezando a notar los síntomas de la depresión, la ansiedad o cualquier otro tipo de trastorno, desde Siquia te animamos a contactar con nosotros y probar una primera sesión gratis, online y sin compromiso.

Prueba una sesión gratis

Imagen de Lucía Lorenzo
Sobre Lucía Lorenzo Lucía Lorenzo es una estudiante del último curso de Periodismo en la Universidad de Valladolid, donde descubrió su gran interés por los temas relacionados con la salud, especialmente con la salud mental, la gran olvidada en las enseñanzas universitarias. Entre sus inquietudes se encuentran el feminismo y los derechos LGBT. Ganadora de un premio de relato corto en el año 2013, disfruta escribiendo tanto noticias como ficción.

Compartir

Comentarios

No hay comentarios | Comentar