Employer branding: qué es y sus beneficios para las empresas, explicado paso a paso desde cero

> > >

Compartir

El talento es uno de los ingredientes más importantes para aquellas empresas que buscan el éxito. Por eso, cada vez son más las compañías que destinan tiempo y recursos en potenciar su reputación y su propuesta de valor hacia los empleados. La imagen resultante de sus esfuerzos es lo que se conoce como employer branding.

Si estás familiarizado con el mundo de los Recursos Humanos, este anglicismo te resultará muy conocido, pero si no es así, hoy vas a descubrir cuales son los objetivos y estrategias que se esconden detrás del employer branding.

¿Qué es el employer branding?

El employer branding, o marca empleadora, es la imagen que tienen de la empresa tanto los propios empleados como posibles candidatos a trabajar en ella. Es el conjunto de valores que las personas entienden que definen la marca.

La reputación que se proyecta hacia los empleados y a los candidatos es fundamental que sea la mejor posible, pues supone una mayor fidelidad de los primeros y el deseo de unirse a la plantilla de los segundos.

Construir una óptima imagen que defina a la empresa como un buen lugar para trabajar es la base para conseguir retener y captar el talento necesario para alcanzar el éxito, pues contará con los mejores perfiles profesionales.

Algunos de los cimientos que construyen un buen employer branding son los beneficios económicos y sociales, el espacio de trabajo o la política de vacaciones, entre otros muchos que más tarde explicaremos.

¿Cuál es el origen del concepto Employer Branding?

El término “employer branding” nace en Estados Unidos en los años 60 a raíz de una investigación realizada por un hospital. Su estudio demostraba que la proyección de un centro como un buen lugar de trabajo tenía una relación directa con la retención de los mejores sanitarios.

Sin embargo, no fue hasta los 80 cuando el término cobró importancia. El efecto baby-boom redujo la población activa en un momento de gran expansión económica. Las empresas demandaban más talento cuando la oferta de profesionales era menor. En estas circunstancias, las compañías tuvieron que comenzar a desarrollar estrategias que atrajesen talentos.  

España tardó en unirse a esta tendencia. No fue hasta el crecimiento económico de los primeros años del siglo XXI cuando se decidió a incorporar este tipo de estrategias. Sin embargo, todo lo que había conseguido desde el 2000, se perdió con la crisis de 2008.

Las empresas dejaron de centrarse en la captación de talento para enfocarse únicamente en retener y motivar a sus empleados en un momento de recortes. Ahora, las compañías han recuperado la estabilidad y pueden volver a desarrollar estas prácticas.

¿Por qué es importante trabajar el employer branding?

Antes de comenzar en un trabajo nuevo, siempre sabes ciertos aspectos como el horario, el salario y el lugar. Es obvio, pero también hay otros muchos que nos interesan como: cómo es el ambiente de trabajo, si son exigentes los jefes, si las vacaciones son justas, si se pagan correctamente las horas extra, etc.

Anteriormente, lo que ocurría en el interior de las empresas y su manera de trabajar solo era sabido por el boca a boca. Ahora, los candidatos tienen a su alcance toda la información que necesitan sobre las empresas, y cada vez son más exigentes.

Los candidatos buscan información en Internet y redes sociales para conocer más información de la empresa y averiguar las opiniones de otros trabajadores. Así, pueden formarse una opinión antes de inscribirse en las ofertas de una compañía.

Por eso, es muy importante que, si la empresa quiere ser competitiva, cuide su presencia en redes sociales y la información que sus empleados comparten en Internet.

Trabajar todas las fases y dominar los elementos que influyen en la percepción que tiene el talento acerca de la empresa, marcará la diferencia con la competencia y atraerá a los mejores profesionales del sector.

¿Qué ventajas tiene el employer branding?

Cuidar y desarrollar un employer branding óptimo de tu empresa supone:

  • El aumento del número de candidatos interesados en formar parte de la empresa.
  • Una mayor fidelización de los empleados.
  • La disminución del absentismo y rotación de personal.
  • La reducción en los costes de contratación y gastos laborales.
  • El refuerzo del sentimiento de pertenencia del capital humano.
  • Un incremento de la motivación e implicación.
  • Mejores resultados frente la competencia.
  • Un fuerte impulso de la imagen de la marca en la sociedad.

Estrategias de employer branding 

El employer branding requiere de diferentes estrategias para construir una imagen sólida, pero ¿cuáles son?

Fomentar un buen ambiente laboral

Crear un ambiente de trabajo relajado en el que los empleados forman un equipo es clave para retener a los empleados de la empresa y atraer a nuevos candidatos.

Las encuestas de clima laboral revelan la realidad interna de la compañía y puede resultar decisivo para un buen employer branding.

Además, los trabajadores son los mejores embajadores. Conocen la empresa desde dentro y son las personas más adecuadas para que expliquen los beneficios que esta ofrece, el modo de trabajar, el clima laboral, etc. Si ellos están contentos en la empresa, lo harán saber.  

Establecer planes de recompensa

Indiferentemente de la personalidad que tenga cada empleado, siempre es esencial que se reconozca su esfuerzo y resultado por parte de la empresa. Esto forma parte de lo que se llama salario emocional, el cual ayuda a impulsar el bienestar, la motivación y la fidelidad del trabajador.

Pide una propuesta personalizada

Fomenta el bienestar de tu compañía a través de la implementación de buenas prácticas que mejoren la salud emocional de tus empleados. En Siquia ofrecemos planes personalizados para Compañías. Pídenos información y realizamos una consultoría para ayudarte.

Programar reunión

Ofrecer una formación continua

Tanto los empleados como los candidatos buscan superarse a sí mismos y crecer profesionalmente, por eso, darles la oportunidad de continuar formándose ayudará a desarrollar sus planes de carrera.

Entonces, esta estrategia requiere de la programación de cursos formativos adaptados a los intereses de los trabajadores, además de orientaciones profesionales como el mentoring o el coaching que ayudan a encontrar su propósito laboral. Permitirles crecer en la empresa y alcanzar posiciones de liderazgo garantizará la retención del talento.

Desarrollar una comunicación fluida

La comunicación, en todos los aspectos de la vida, es fundamental, pero más aún en una empresa. De los planes de comunicación dependerá la productividad de absolutamente todos los empleados.

Las empresas deben comunicar a todos los niveles y en todas direcciones. Se ha de abandonar la antigua práctica de comunicación únicamente descendente (de jefe a empleado) para dejar paso también a la comunicación ascendente: que el empleado tenga la oportunidad de aportar sus impresiones.   

Dentro de esta estrategia de comunicación también se incluye a las redes sociales. La comunicación hacia el exterior, hacia esos futuros empleados es decisiva. Las RRSS son el canal perfecto para comunicar los valores de la compañía. Pueden ser usadas tanto para mostrar cómo es el día a día en la empresa, los eventos y quedadas, como para recibir ese feedback de los empleados.

Ser transparente y real

El employer branding es construir una imagen óptima de la marca, pero siempre transparente y real. A nadie le gusta que le engañen, por eso es contraproducente que las empresas solo “vendan humo”. Crear una falsa fachada conseguirá únicamente el efecto contrario.

La compañía ha de enfocarse en mostrar sus verdaderos valores, su forma de trabajo y el trato a su talento de manera transparente.  

Involucrar a toda la empresa

Esta estrategia guarda relación con la comunicación fluida global, pues la construcción de un buen employer branding no depende únicamente del departamento de Recursos Humanos. Todos los empleados deben ser partícipes y estar involucrados en esta tarea.

Cautivar a los empleados con las estrategias anteriores ayudará a mejorar sus políticas de fidelización y, de manera consecuente, serán ellos mismos quienes atraigan a más profesionales con talento.

 Cuatro ejemplos de empresas referentes en employer branding

Como hemos mencionado antes, trabajar el employer branding tiene una serie de ventajas fundamentales para cualquier empresa, por eso, no es sorprendente que grandes compañías se hayan centrado en conseguir una imagen de marca exitosa.

1. Google

Cuando pensamos en un buen employer branding, Google es la primera compañía que se nos viene a la mente. La fuerte imagen que ha construido de sí misma hace que sea el propio talento quien espere a sus puertas. Y es que Google siempre ha cuidado los beneficios que ofrece a sus empleados, consiguiendo, así también, una alta retención.

Salas de descanso, servicio de transporte gratuito, viajes, asistencia sanitaria, becas para cursos de formación, asesoramiento legal y generosas vacaciones son algunos de los tantos beneficios que Google ofrece a sus empleados.

Uno de sus puntos fuertes es la alimentación: Google presta servicios de desayuno, comida y cena, además de café y zumos a cualquier hora del día. Por otra parte, también se ha centrado en favorecer las relaciones entre empleados al cuidar los espacios comunes.

¿Qué más aspectos cuida Google?

  • Construye su imagen externa transmitiendo innovación. Pone en práctica los valores corporativos que la definen, además de escuchar a su comunidad.
  • Cuida a sus trabajadores: establece buenos salarios, flexibiliza el lugar de trabajo (teletrabajo), en sus instalaciones ofrece comida gratuita y zonas de ocio y descanso y dispone de beneficios sociales como seguridad social, servicio jurídico, etc.  
  • Basa sus procesos de selección en las soft skills: pensamiento crítico, inteligencia emocional, creatividad, etc. más allá del currículum.
  • Ofrece cursos de formación para continuar desarrollando el talento de sus empleados.
  • Favorece el flujo de comunicación entre sus empleados, consiguiendo un clima laboral positivo.

 2. Netflix

¿Quién no ha pensado alguna vez en trabajar para una de las plataformas más conocidas? Sin duda Netflix es una de las compañías más fuertes en la actualidad. Desde su interior aseguran que su cultura de trabajo es la clave de su éxito.

Uno de los aspectos que más la caracterizan es su confianza en los empleados, es por eso, que desarrolla una política de retención basada en la libertad y responsabilidad. Los empleados se comprometen a cumplir con su trabajo de forma responsable y a cambio tendrán libertades como: vacaciones ilimitadas, asistencia médica, comida gratuita, baja por paternidad, etc.  

Netflix promociona unos valores y cultura de empresa basados en el incremento de la curiosidad, comunicación y pasión de su plantilla. Pone en gran valor la actitud de sus empleados y su crecimiento profesional.

Esta gran compañía favorece la participación y la relación entre sus trabajadores porque consideran que un buen lugar de trabajo es tener compañeros geniales. Su lema es: “A Great Workplace Combines Stunning Colleagues and Hard Problems.”

Con esta serie de estrategias, Netflix ha conseguido que sean sus propios empleados quienes capten el talento al mostrar su forma de trabajar en las redes sociales.

3. Cisco

Esta empresa dedica a la fabricación, venta, mantenimiento y consultoría de equipos de telecomunicaciones ha sido definida durante años como la mejor empresa para trabajar en España y Chile.

Cisco ha desarrollado una cultura de trabajo basada en la confianza y compromiso entre el empleado y la empresa. Esto ha generado una plantilla constituida por empleados implicados, motivados y productivos.

Las prácticas que han mejorado su employer branding son:

  • La flexibilidad laboral: tiempo y lugar de trabajo a elegir por el empleado.
  • La diversidad: contratación de empleados de diferentes países.
  • La identificación del talento a través de diversos programas.

Sin duda, su punto fuerte es la flexibilidad laboral, ya que, aunque parezca surrealista, sus trabajadores pueden pedir meses sabáticos y un mes extra de vacaciones para padres con hijos menores de un año.

Cisco ya contaba con la implantación del teletrabajo, lo que permitía elegir tanto el lugar como el tiempo de trabajo invertido, atendiendo a las necesidades y preferencias.  

4. Affinity Petcare

Affinity Petcare es la compañía líder en nutrición animal y destaca por la óptima gestión de su marca empleadora de cara al talento. Esta firma multinacional ha recibido premios por sus cuatro valores de empresa:

Trato humano: esta compañía es considerada “pet friendly”, por lo que sus trabajadores pueden ir a trabajar acompañados de sus mascotas.

Innovación: el departamento de RRHH lidera su transformación digital generando un buen employer branding.

Pragmatismo: A través de Affinity promueven el cariño hacia los animales

Visión global: piensan a lo grande.

Su lema: “Are you ready to leave your footprint?” es su forma de captar al talento que desea aportar su granito de arena para hacer gran a la empresa y ayudar a su propósito.

Conclusión

En definitiva, el employer branding es una herramienta fundamental para atraer y fidelizar el tipo de talento necesario para conseguir los objetivos estratégicos de la empresa. Cuidar la imagen de tu empresa es uno de los pasos decisivos para conseguir el éxito que se desea.  

Imagen de Laura
Sobre Laura Periodista especializada en los Nuevos Medios Interactivos y el Periodismo Multimedia

Compartir

Comentarios

No hay comentarios | Comentar