El servicio de atención a víctimas de violencia machista contra las mujeres de la Diputación Foral de Gipuzkoa atendió a un total 1.345 personas en 2011. Según ha explicado el director de Protección a la Infancia y Adolescencia e Inserción Social, Jon Lasa, de esas mujeres víctimas, el 46% sufrió maltrato físico, el 48%psicológico y el 6% fue víctima de acoso sexual. Lasa ha ofrecido estos datos en San Sebastián, en la que ha comparecido junto a la directora foral de Igualdad, Laura Gómez, con motivo de la celebración el domingo del Día Internacional contra la Violencia Machista.

«Los datos son claros, y dejan de manifiesto que en Gipuzkoa todavía no hay paz para las mujeres porque vivimos violencia en casa, en la calle y también en el ámbito laboral, y para vivir libres y sin violencia machista la Diputación de Gipuzkoa trabaja duro», ha asegurado Gómez. Según ha subrayado, la violencia machista directa es la «más conocida porque es la más grave y la que más evidencias deja, como los malos tratos», pero también ha destacado la violencia «estructural».

«Esta es fruto del modelo socio-económico actual, y ejemplo de ello es la feminización de la pobreza y más en este momento de crisis, ya que puede provocar que por la falta de autonomía económica, muchas mujeres tengan que mantenerse en situaciones de convivencia forzada con el riesgo que ello supone su integridad física y psicológica», ha remarcado. El centro de acogida inmediata que posee el departamento de Política Social durante el año 2011 atendió a 139 personas, 65 mujeres y 74 menores que les acompañaban. La duración media de cada estancia fue de 34 días.

Además, la Diputación ofrece a las mujeres víctimas de violencia machista atención psicológica. Esta ayuda terapéutica se centra especialmente en la atención a mujeres víctimas de violencia machista en el marco de la relación de pareja o expareja, y en aquellos casos de delitos contra la libertad sexual. En ello trabajan 86 profesionales de la Psicología. El departamento de Política Social también impulsa un programa de asesoramiento jurídico, en el marco de un convenio de colaboración con el colegio de abogados, que fue utilizado por 98 mujeres.

Fuente: Europa Press