¿Cuáles son las profesiones que más estrés generan?

> > >

Compartir

Casi un 60% de los empleados españoles padece estrés laboral. No obstante, no todos los trabajos son igual de angustiosos

El estrés se ha constituido como uno de los cimientos más representativos de la vida moderna. Según datos que muestra el Instituto Nacional de Estadística (INE), un 59% de los trabajadores españoles sufren esta patología tan popular. Aunque hay fuentes que estiman el porcentaje en cifras mucho más elevadas. Además, es el responsable del 30% de las bajas laborales. Por estas razones, no cabe duda de que el estrés laboral se ha convertido en el fiel amigo de muchos trabajadores. En este contexto, no pilla por sorpresa que el trabajo, espacio donde la mayor parte de la población dedica mucha parte de su tiempo, es uno de los lugares principales que contribuye a una situación que, hoy día, puede denominarse “epidemia mundial”.

Estos datos son muy sorprendentes y preocupantes, pero… ¿De dónde emana ese nivel tan elevado de estrés? ¿Por qué los españoles vivimos sumergidos en esta patología?

Factores que desencadenan esta patología

En realidad, esta problemática puede derivar de multitud de orígenes, pero la célebre consultora norteamericana CareerCast ha establecido una clasificación de los motivos más arraigados:

  • Salario y retribución
  • Presión de superiores en cuanto a períodos de entrega
  • Exigencias físicas
  • Desafíos por el puesto
  • Exigencias de viajar
  • Sector de la empresa (carácter de sector privado o público)
  • Interacción con el público
  • Condiciones ambientales
  • Riesgos vinculados para la propia vida
  • Amenazas del entorno
  • Progreso de la contratación para cada trabajo durante los próximos 10 años

En este sentido, son muchos los factores que pueden llevar a un trabajador a desencadenar esta situación. No obstante, los señalados con anterioridad, se han centrado en aspectos objetivos para que su aplicación sea apta para cualquier entorno y espacio laboral.

No cabe duda, el estrés laboral es una problemática muy agravada, incluso se ha llegado a comentar que es la enfermedad más habitual del siglo XXI. En ocasiones, puede sonar más a queja o a excusa por parte del operario, pero hay que tener en cuenta que es un problema latente y puede derivar en graves consecuencias.

Es por ello por lo que, esta prestigiosa compañía en temas laborales ha realizado un ránking con los trabajos más y menos estresantes del mundo, graduados en una escala que oscila entre 0 puntos (nivel mínimo) y 100 (nivel máximo).

Top 10 de las ocupaciones más estresantes

Es cierto que, generalizar y definir cuáles son las profesiones más estresantes del mundo, no es justo, puesto que existen muchas variables distintas. Cabe la posibilidad de que, lo que en un lugar en concreto se considera una profesión estresante, no lo sea al mismo nivel en otro sitio, incluso dentro de una misma región. Entre otras razones, porque no todos estamos rodeados de los mismos jefes, compañeros, condiciones de trabajo, exigencias presiones…

Por lo general, los empleos que mayor estrés generan en el mundo son los que se someten al autocuidado y protección. Aunque, en ocasiones, no dependen de la actividad en sí misma, sino de las condiciones en las que se tienen que realizar.  Si tienes curiosidad por conocer cuales son los oficios más estresantes del mundo por su propia naturaleza, sigue leyendo este artículo.

Peligro físico y atención al público

El riesgo o peligro parece estar en contacto directo con el nivel de estrés a tolerar en la práctica de una profesión. Al menos, es lo que se deduce de los 4 primeros puestos de la lista de trabajos más estresantes.

  1. Militares. Permanecer lejos del domicilio familiar y en zonas de guerra durante un largo periodo de tiempo puede ser un motivo traumático. A ello, se le añade el temor por su integridad física y la preparación para la guerra y estar en ella. En esta línea, se puede decir que un enfrentamiento armado es uno de los acontecimientos más angustiosos que se pueden experimentar. Se pueden sufrir heridas o ver víctimas, lo que puede producir ansiedad o estrés, en muchas ocasiones postraumático, ya que el afectado tiene que hacer frentes a una serie de duelos que son constantes. Hay datos que señalan que los militares en combate presentan índices elevados: “un 30% de ellos desarrollan problemas mentales dentro de los 3 a 4 meses de estar en casa”.
  2. Bomberos. Por norma general, los bomberos, día a día, están expuestos a continuas amenazas serias, ya que arriesgan sus vidas por salvar y ofrecer la seguridad necesaria al resto de la población. Además, a ello hay que sumarle que gran parte de su trabajo se lleva a cabo najo circunstancias desconocidas, es decir que no tienen apenas control pero que hay muchas cosas en juego, como por ejemplo el incendio de un edificio, son conscientes de que tienen que salvar a personas, pero no saben a cuantas ni las condiciones a las que se van a enfrentar. También hay que añadir los cambios de turnos de última hora, ya que no les permite hacer planos por adelantado con su unidad familiar. Las emergencias no entienden de días ni horas, por lo que el cuerpo de bomberos debe estar siempre con la alarma activada y en alerta.
  3. Piloto de avión. La mayoría de las personas piensan que el oficio de pilotar un avión es ideal, puesto que viajas de manera continua de un lugar a otro mientras que obtienes un sueldo considerable. No obstante, a pesar de esta creencia, el empleo de piloto de avión ocupa uno de los primeros puestos del ránking porque supone un nivel de responsabilidad y de gestión de situacionesmuy elevado. Primero de todo, porque el hecho de ser el responsable de la seguridad de toda la tripulación es un empleo que puede llegar a provocar bastante presión porque solo se piensa en llegar sano y salvo al lugar de destino y todo ello depende, en su totalidad, del piloto y de su manejo con la aeronave. A ello, hay que sumar los cambios de última hora en los horarios, detalle que hace perder prestigio y dinero a la aerolínea. Asimismo, las largas jornadas de trabajo son largas por lo que la ausencia en el hogar es elevada, eso impide pasar tiempo con la familia.
  4. Policía. Formar parte de la administración de seguridad ciudadano es una de las profesiones más estresantes. Se debe a que los cambios de residencia son constantes, las exigencias mentales y físicas son muy elevadas. Además, un policía debe hacer frente a conflictos diarios, y en su mayoría ha de poner en riesgo su vida por salvar la del resto. También influye la incertidumbre de las situaciones a las que se van a tener que enfrentar día a día (delincuentes, asesinatos, tiroteos, accidentes de tráfico…). Por otro lado, son víctimas de amenaza lo que puede provocar un estrés, agobio y otros problemas de salud con los que es necesario lidiar. Esto puede afectar al carácter del profesional. Por ello, es fundamental tomar conciencia de este problema e implantar equipos de ayuda psicológica y seguimiento de la salud mental.

El servicio público se conoce como un escenario con un gran número de situaciones de estrés. Aunque, no es equiparado el nivel de estrés con el sueldo.

Prueba una sesión gratis

Reduce tu nivel de estrés, mejora tu autoestima y alcanza los logros que te propongas con la ayuda de un psicólogo online.

Pedir cita

Comunicar e informar

En el centro de la tabla nos encontramos con cuatro profesiones que guardan contacto directo con el mundo de la comunicación, publicidad y relaciones públicas. Aunque pueda resultar estúpido porque son profesiones atractivas, la realidad es que son de las más estresantes.

  • Organizador/a de eventos. Llevar a cabo la coordinación de grandes eventos o espectáculos, puede ser una profesión muy estresante, sobre todo cuando las cosas empiezan a ir mal o torcerse. En este contexto, es esencial establecer buenas conexiones y saber solucionar los problemas de manera autodidacta si se quiere sobrevivir en esta industria feroz. Es cierto que el organizador no pone en peligro su vida, tampoco se expone a situaciones trágicas, pero cabe destacar que hay que tener mil ojos, ya que hay que tener en cuenta muchos detalles a la vez. Sobre todo, deben alcanzar que actividades que por su naturaleza son diferentes e independientes se fundan en un todo armónico. Por otro lado, hay que buscar la satisfacción de todos los asistentes, algo que es muy complejo, aquí también entra en juego la negociación, que en muchas ocasiones no es limpia. En este contexto, un creador de eventos está expuesto, en todo momento, a los juicios públicos. De ahí que tengan uno de los trabajos más estresantes. A ello, se le suman los fallos de última hora o los cambios que han de hacerse a contrarreloj. Por lo tanto, es un oficio estresante porque siempre hay que depender de terceros, y si algo no sale bien hay que tener capacidad de resolución y no dejarse vencer por la presión.
  • Responsable de relaciones públicas. El rrpp, y también el vendedor, deben mantener contacto con todo tipo de personas y por lo que se exponen a situaciones en las que tienen que permitir que la otra persona traspase ciertos límites para proteger la venta o salvaguardar la imagen. De esta manera, ser relaciones públicas implica ser tolerante y tener capacidad de autocontrol, ya que son capacidades que se ponen a prueba de manera continuada.  A ello hay que sumarle que, a lo largo del día, .se relacionan con un elevado número de personas, por lo que están expuestos a mucha presión. Los ejecutivos de relaciones públicas son los responsables de que una empresa tenga una buena reputación, por lo que tienen que saber generar a sus clientes una buena imagen de la compañía para la que trabajan. Su labor ha de ser constante, sobre todo si quieren lograr promociones y ofertas para aumentar su visibilidad y para que sus clientes reciban la mejor cobertura. Todo ello puede llegar a ser muy estresante.
  • Presentador/Locutor. Ser presentador de radio o televisión, implica ser el responsable de informar y anunciar las noticias de una manera veraz. Para ello, es necesario la contrastación y verificación de los datos. A ello, se le suma que no es un puesto apto para personas tímidas ante la cámara, ya que hay que tener capacidad de oración para captar la atención del público. Por otro lado, hay que saber manejar situaciones delicadas, ya sean errores, improvisaciones, mediar en un debate… y un largo etcétera de situaciones. En este sentido, el presentador está sometido a mucho estrés.
  • Periodista. El estrés de los reporteros tiene en consideración tres factores: el primero, el horario: varía en función de las circunstancias de la noticia. Para transmitir una información creíble es fundamental estar en el lugar de los hechos cuando ocurren, lo que implica que el reportero tenga que desplazarse de un lugar a otro, muchas veces de improvisto, ya que se dan sucesos de última hora y el tiempo de aviso es reducido. El segundo, que a veces se exponen a situaciones peligrosas, a ello hay que sumarle la rapidez de informar al instante. Y el tercero es que, a diario, tienen que cubrir una variedad de temas, por lo que se someten a manejar cantidades de información desmesuradas. Como reportero/a de guerra, no saben qué tipo de ubicaciones peligrosas tendrán que visitar, tampoco las imágenes que tendrán que presenciar o las situaciones peligrosas a las que se exponen. Al final, los días varías, de estar en la redacción a estar en un campo de batalla, ese es el recorrido al que se enfrentan los reporteros día a día. A ello, hay que sumarle la primicia, es decir apresurarse en dar la información antes que la competencia. Por esta razón, el estrés es elevado.

El salario y el estrés

Los dos últimos oficios más estresantes dentro del top ten 10 presentan una llamativa desigualdad. A continuación, se presentan las profesiones mejor y peor pagada se la clasificación, con independencia de que su nivel de estrés es muy igualitario.

  1. Alto ejecutivo de empresa. Los encargados de las compañías o CEO´s e someten a un nivel de estrés muy elevado, cerca del 50, siendo 100 el máximo. Esto es debido a la responsabilidad y carga profesional. Aunque la mayor parte de la gente cree que es una profesión que implica viajes de negocios llenos de elegancia, vestidos y trajes de alta costura y un sinfín de elementos hollywoodienses, lo realidad es que se trata de una profesión muy estresante por la elevada capacidad de responsabilidad que conlleva. Por norma general, un trabajador con este perfil profesional debe velar la seguridad y mantenimiento financiero de una gran empresa y, al mismo tiempo, ha de asegurar los empleos y su eficiencia en el trabajo. A ello, se le suma la toma de decisiones constantes, muchas de ellas para alcanzar un buen funcionamiento y crecimiento empresarial. También debe lidiar con situaciones de crisis, lo que puede afectar a la salud mental.  También tiene que ser resolutivo de manera inmediata. Todo ello, son factores que conllevan a perder el control en cualquier momento, ya que la presión que recae es excesiva.  En EE. UU., los altos ejecutivos cobran 180.000 dólares.
  2. Taxistas. Muchas personas son las que se preguntarán que hay de malo en conducir todo el día. Lo cierto es que permanecer a lo largo del día en un espacio cerrado y en contacto directo con el público es complicado, sobre todo porque los taxistas se exponen a pasajeros que muchas veces están alterados o son groseros. Si a ello se le suma el tráfico en una ciudad el tema se vuelve complejo, por lo que se exponen a altos niveles de estrés. A ello también hay que añadir su riesgo físico de siniestro al volante y la presión que genera la combinación de la conducción y la atención al público. Y todo para ser la profesión que peor salario recibe de todos, a pesar de que sus niveles de estrés sean elevados. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) un taxista gana ocho veces menos que un alto ejecutivo.

El estrés laboral puede suponer un auténtico problema para los trabajadores. Una buena gestión y una organización correcta del trabajo son la manera para prevenirlo. Sea como fuere, el estrés, también conocido como síndrome del quemado, son señales de que algo no va bien. ¿Tienes una profesión con riesgo? Si es tu caso, es hora de tomar medidas y buscar soluciones, por drástica que sea. No te demores y actúa.

Imagen de Siquia
Sobre Siquia Portal de psicológia líder en terapia online desde 2012. Prueba una sesión gratuita de terapia por videoconferencia y resuelve todas tus dudas de manera confidencial con una de nuestras psicólogas colegiadas.
Solicitar cita

Compartir

Comentarios

No hay comentarios | Comentar
El libro de Siquia para entender la ansiedad

El libro de Siquia para entender la ansiedad

Compra aquí