Cómo la alegría influye en el bienestar de las empresas

> > >

Compartir

La felicidad de los trabajadores es más importante de lo que piensas, ya que influye en la productividad de las empresas.

No hay nada mejor que unas buenas palabras cuando hacemos las cosas bien y, por eso, las felicitaciones son siempre bienvenidas. Y, aunque haya situaciones agradables, los trabajadores también se enfrentan a muchas situaciones que no lo son en absoluto (un descenso, la no consecución de un objetivo…).

Por esta razón, es imprescindible cuidar el ambiente de trabajo. La falta de motivación, los salarios bajos y un mal clima laboral afectan a la productividad empresarial y a la calidad de los productos que se ofrecen.

Relación entre las emociones y los resultados de una empresa

Varios estudios han aclarado que las emociones y los estados de ánimo de los trabajadores tienen indudablemente un impacto en su comportamiento y en el entorno laboral. Sí, aunque no lo creas, las experiencias afectivas y el clima laboral determinan la reacción ante determinados acontecimientos del trabajo.

Dichas emociones marcan la persistencia y la cantidad de esfuerzo puesta por parte del trabajador en la consecución de los objetivos de la empresa. La motivación es imprescindible para el trabajo, sobre todo si te reúnes con clientes. En este caso, se observa que una buena actitud, cargada de felicidad y optimismo, incide en la imagen que se ofrece de la empresa de manera positiva.

Algunas formas de disminuir el afecto positivo y fomentar el positivo son:

  • El mimo a los trabajadores: respeto, dignidad, cortesía.
  • Contagio emocional. Si reinan los sentimientos de estrés y ansiedad a tu alrededor, así es como te sentirás. En cambio, estar rodeado de alegría, dinamismo y positividad hace que hagas tu trabajo con gusto.
  • Festejar eventos positivos (como las celebraciones).
  • Desarrollar la cultura de la cooperación. No hay nada mejor que un buen trabajo en equipo para alcanzar cualquier meta.

El ser humano debe ser lo primordial en las políticas empresariales. El capital humano es lo más importante, ya que, gracias a las personas, las empresas pueden salir adelante. Por eso tienen que valorar el trabajo diario de sus empleados.

El capital humano es lo más importante

Unas mejores condiciones de trabajo no se cierne solo a lo que ocurre dentro de la empresa, sino también preocuparse sobre las vidas de los trabajadores fuera de ellas, sobre su salud mental.

Las emociones, sin duda, son contagiosas y podemos trasladarlas a cualquier ámbito: familiar, laboral, pareja, etc. Una actitud positiva ayuda a conseguir más fácilmente los objetivos marcados y a establecer relaciones estrechas con el entorno para una mejor cooperación.

Esto no significa que siempre tengas que estar de buen humor y que no tengas derecho a la tristeza o al enfado, pero contagiarte de buenas emociones te permite alcanzar los resultados que deseas.

Pedir cita

Deja tu consulta y una psicóloga de Siquia te ofrecerá ayuda personalizada.

Imagen de Rebeca Cojo
Sobre Rebeca Cojo Rebeca Cojo es estudiante de Periodismo, con interés en los temas de salud y Psicología.
Solicitar cita

Compartir

Comentarios

No hay comentarios | Comentar