Chief Happiness Officer: cuando el bienestar de los empleados se convierte en un activo de las empresas

> > >

Compartir

Hoy en día las empresas ponen mucha más atención en la felicidad de sus empleados que antaño. Numerosos estudios han confirmado que un ambiente de trabajo más «feliz» es beneficioso para la productividad y eficacia de los trabajadores. Esa felicidad se puede traducir en un ambiente más relajado, dinámico, flexible o cercano. Para que esa atmósfera de trabajo se haga realidad existe una figura que cada vez tiene más peso en las organizaciones: el Chief Happiness Officer (CHO), un profesional que se dedica únicamente a asegurar la felicidad de los empleados.

¿Qué es CHO o Chief Happines Officer?

El director de la felicidad es el profesional que asegura un lugar agradable para los empleados en las empresas. De esta manera, no solo conserva el talento si no que capta la atención de otros. Actúa como cualquier otro experto, marcando unos objetivos, planteando unas estrategias y poniendo en marcha tácticas concretas y medibles.

Esta figura es relativamente novedosa, ya que, anteriormente existían puestos relacionados con la comunicación interna de las entidades o con la Responsabilidad Social Corporativa. Ambas, tenían la intención de mejorar las empresas, pero ninguna tan centrado en la salud mental de los trabajadores.

Si el trabajo está resintiendo tu salud mental, acudir a terapia online puede ser la solución.

Prueba una sesión gratis

¿Necesitas la ayuda de un psicólogo?

Pedir cita

¿Cuáles son las funciones del CHO?

  1. Escuchar a los empleados es fundamental para saber que es lo que realmente necesitan. Implementar canales de comunicación bidireccionales (de los empleados al jefe y del jefe a los empleados) para que puedan expresar sus inquietudes, ideas o quejas. Y sobre todo, que la escucha sea activa y el trabajador se sienta valorado ayudará a su productividad y por tanto, a la empresa.
  2. Crear un ambiente de trabajo agradable, donde todo lo que rodea a los empleados alimente un estado emocional sano. Tener en cuenta la decoración, el ruido o la luz.
  3. La existencia de el CHO como una figura mediadora en los conflictos es importante para que no existan tensiones. Es normal que haya rifirrafes en la oficina, pero si hay un arbitro en el campo las disputas no se alargarán en el tiempo.
  4. Fomentar actividades fuera de las tareas habituales. Las típicas cenas de navidad, viajes de empresa… Ayuda a conseguir una cohesión entre los integrantes del equipo de trabajo estableciendo encuentros fuera de las horas laborales.
  5. Fomentar el trabajo en equipo. Se ha comprobado que el trabajo en equipo en su mayoría da mejores resultados que el individual. Es cierto que trabajar en grupo es un arte que hay que aprender pero el CHO es experto en esta materia.
  6. Dar voz a los empleados mediante encuestas de satisfacciones. Hay que tener un feedback de lo que se desarrolla y saber si está funcionando o no. No hay mejor manera que preguntar directamente.
  7. Establecer unos hábitos saludables en los horarios laborales. Que los empleados tengas zonas para realizar ejercicio antes o después de su jornada, zonas de descanso, acceso a alimentos sanos como la fruta o, si existe catering, a un menú equilibrado.
  8. Tener en cuenta la conciliación. Una vida profesional exitosa debe ir de la mano de una vida personal plena. Para ello, dar flexibilidad para la gestión del tiempo u ofrecer la opción de teletrabajar puede ser muy beneficioso para ambas partes. El CHO debe velar porque la empresa facilita este acuerdo con el trabajador.
  9. Velar por el crecimiento profesional del empleado. Si no recogen sus frutos, lo más probable es que los empleados estén insatisfechos. Realizar un seguimiento de su desarrollo, ofrecer formación interna, dar más responsabilidades o nuevos proyectos es imprescindible para que puedan desarrollar su talento.

Un lugar de trabajo más feliz para empleados más felices

Durante los últimos tiempo de pandemia el bienestar de los empleados ha cobrado mayor importancia. Las empresas no pueden permitirse trabajadores con depresión o ansiedad y si desde las entidades pueden ayudar a mejorar su bienestar emocional que así sea.

La figura del Chief Happiness Officer puede aportar una tranquilidad mental para la plantilla que al final se verá traducido en mejores resultados para la empresa.

Sin embargo, en ocasiones no es suficiente. Ante la aparición de problemas de salud mental, la mejor opción es acudir a terapia. Nuestros psicólogos online pueden ayudarte a encontrar el bienestar desde la comodidad de tu casa.

Imagen de Patricia García
Sobre Patricia García Patricia es una estudiante del último curso de Publicidad y Relaciones Públicas en la Universidad de Valladolid, donde descubrió su gran interés por la redacción. Motivada por el feminismo y la salud mental, la gran olvidada en las enseñanzas universitarias.
Solicitar cita

Compartir

Comentarios

No hay comentarios | Comentar