como la gente piensa que es la ansiedadPor supuesto que a nadie la gusta el experimentar ataques de ansiedad y cuando esto sucede de manera crónica, su impacto puede llegar a ser muy grave para la salud. Si has llegado a padecer alguna situación de alto estrés y ansiedad, la reacción física a esta emoción puede a afectarte más de lo que se cree. Aprende cómo la ansiedad puede cambiar tu cuerpo ya sea de una manera inmediata o a través de una batalla muy larga.

Qué experimenta un cuerpo cuando sufre ansiedad

  • Problemas de garganta: cuando se sufre de ansiedad, pueden aparecer espasmos en los músculos ubicados en la garganta, generando como resultado rigidez y tensión que hacen que se reseque la garganta y dificulte el poder tragar.
  • Reacciones del hígado: cuando se está pasando por momentos de ansiedad y estrés, el sistema suprarrenal produce una cantidad exagerada de cortisol, por lo que el hígado produce más glucosa, lo que puede traer graves consecuencias a esas personas que tienen riesgo de sufrir de diabetes.
  • Reacciones cutáneas: cuando se experimenta ansiedad, el sistema nervioso simpático manda más sangre a los músculos, lo que acelera el envejecimiento de la piel. De igual forma reacciones como la transpiración y el aumento de histamina, dan lugar a que se presenten inflamaciones y urticarias.
  • Actividad del bazo: con la finalidad de distribuir más oxígeno en el cuerpo ante una situación de estrés y ansiedad, el bazo libera glóbulos blancos y rojos adicionales. De igual forma el flujo sanguíneo se incrementa en un 300 y 400% para preparar al cuerpo ante las necesidades que son añadidas.
  • Tensión muscular: cuando se padece ansiedad el cuerpo se tensa de una manera natural, llegando a crear presión en los grupos musculares más grandes. Esto da lugar a dolores de cabeza, de cuello, rigidez en los hombros y hasta migrañas, sobre todo cuando la ansiedad es crónica. Las personas en un estado de ansiedad y estrés constante tienen más riesgo de padecer trastornos osteomusculares crónicos.

La ansiedad crónica puede afectar a:

  • El corazón: debido la sobre producción de cortisol, la elevada presión sanguínea y el constante aumento del ritmo cardíaco, los individuos que padecen ansiedad crónica tienen más probabilidades de sufrir afecciones cardíacas.
  • Los pulmones: los individuos con asma son más propensos a experimentar ataques de pánico. Según una investigación llevada por la Universidad de Sao Paulo, existe una relación entre la ansiedad, la capacidad de poder mantener el equilibrio y el asma.
  • El cerebro: la ansiedad crónica afecta a áreas determinadas del cerebro, que influyen en la memoria a largo y corto plazo y en la elaboración de sustancias químicas, que puede dar lugar a un desequilibrio.
  • Sistema inmunitario: el estrés y la ansiedad causan estragos en el sistema inmunitario debilitando sus funciones. De hecho las personas se acatarran con más frecuencia y son más susceptibles a sufrir de infecciones e inflamaciones.
  • El estómago: el padecer ansiedad y estrés crónico puede hacer que no se regule bien la digestión, además de tener efectos en los intestinos y en la absorción de nutrientes, que generan hinchazón, diarrea, síndrome del colon irritable y ardores, y hasta pérdida en el control de los esfínteres.

siquia psicologo online sin cuotas mensuales