Las citas online
Internet ha motivado el auge de las citas online, una manera práctica y rápida de encontrar la posible pareja / Fotografía: Sonpareja.org

¿Crees que hoy en día es difícil encontrar el amor verdadero? ¿Consideras que hallar una buena pareja y que se convierta en compañera de tu viaje de vida es costoso y prácticamente imposible? Si la respuesta es sí es que, probablemente, no has explotado las múltiples opciones que brinda Internet. Quedarse anclado en el pasado, incluso en el amor, es contraproducente. Todos aquellos que aún no han dado el paso a Internet siguen todavía las ya viejas reglas del juego del amor del período anterior a los 90, unas directrices que según el reconocido psicólogo estadounidense Robert Weiss, especialista en relaciones de pareja y sexo, se basan en unas “obligaciones” estandarizadas y muy pesadas:

  • Tener que pedir constantemente a amigos y familia que nos presenten a alguien “que nos pueda gustar”.
  • Apuntarse a clubs y grupos que no nos interesan con la esperanza de que ese “alguien especial” aparezca.
  • Pasar largos ratos en bares y fiestas aún sintiéndonos violentos o incómodos.
  • Flirtear con compañeros de trabajo aunque haya normas de no hacerlo.
  • Sonreír a gente mientras corres en la cinta del gimnasio, esforzándote por no tropezar y caer.

¿Te suenan? Y lo que es más, ¿te identificas? Antes de Internet, el tablero del juego del amor quedaba limitado a la gente que podíamos conocer a través de amigos, familia, trabajo o organizaciones sociales y si de ahí no sonsacabas nada, como se diría vulgarmente, apaga y vámonos. Hoy en día, no obstante, “el proceso de encontrar la pareja óptima es claramente distinto”, apunta Weiss. El psicólogo apunta que toda la tecnología digital está “literalmente llena de páginas web de citas y aplicaciones de Smartphone ‘para encontrar amigos’”. En este contexto de interconexión total, cualquier persona en cualquier lugar puede cargar su perfil, buscar un perfil que case perfectamente y contactar con él. “El típico parque con estanque de las citas, escenario de antaño por antonomasia, ha evolucionado digitalmente hacia un océano donde hay mucho pez esperando ser pescado”. Ahora, el proceso de encontrar esa pareja, gracias a Internet, ya no depende ni de los amigos, ni de la familia, ni del trabajo, entre otros, sino simplemente de algunas plataformas digitales que nos harán más ameno el curso de la búsqueda y captura. Teniendo esto en cuenta… ¿cómo empezar? ¿qué puedo hacer?

Opciones para todos los gustos

En Internet puedes hacer tu pedido a la carta, así que primero piensa qué es lo que quieres. Una relación larga o una experiencia pasajera: ¡tú decides! En el primer caso, la mejor opción para encontrar relaciones largas es el uso de páginas de citas. De funcionamiento sencillo, tan solo debes colgar un perfil real y actualizado sobre tu persona y buscar, con la ayuda del metabuscador especializado, aquellos perfiles que mejor encajan con el tuyo. El experto Robert Weiss recomienda páginas como eHarmony o Match.com, prácticas para todos los públicos. Para búsquedas más específicas y concretas también hay páginas con perfiles específicos. Así, Weiss apunta que la mejor opción para la gente judía es JDate; para los afroamericanos, buscar suerte en BlackPeopleMeet.com; y para los gay y lesbianas, id a Adam4Adam o PinkCupid.

Además, si en cambio lo tuyo no son las relaciones largas y los serios compromisos y prefieres simplemente divertirte sin ataduras, Internet también es la mejor opción para evitar situaciones confusas con la “pareja” de turno. Para ello puedes precisar este aspecto en tu perfil web – en cualquiera de las páginas anteriores es posible – pero el psicólogo experto apunta que es mejor hacer uso de las aplicaciones Smartphone en tanto que “en general, las app – de búsqueda de relaciones – están más orientadas para ‘conectar’ personas que para incidir en serias relaciones”. En este caso, las recomendaciones del experto son Skout, Blendr o Tinder para gente heterosexual y soltera; la app Ashley Madison, una aplicación orientada a personas casadas que quieres únicamente coquetear; y Grinder y PinkCupid – en versión app y web – dirigida a los colectivos gay y lesbianas.

Apuntes a tener en cuenta para buscar pareja en internet

Puede que encontrar “una pareja” gracias a Internet no sea una tarea difícil. Quizás si lo es encontrar “la pareja”. Búsqueda correcta, cita segura, evitar contratiempos… Para que todo salga lo mejor posible, Robert Weiss nos da algunas claves a tener en cuenta:

Honestidad. La búsqueda que efectuará el metabuscador web o el aplicativo Smartphone no es perfecta, pero su fidelidad dependerá también del perfil que nosotros mismos hayamos introducido: cuanto más auténtico, mejor. Especifica con certeza, sobre todo, quién eres: género, edad, morfología corporal, raza o etnia, etc; y qué es lo que quieres: romance, matrimonio, encuentro sexual, etc.

Persistencia. Aunque Internet brinda facilidades, se debe ser paciente. Pueden producirse errores y puedes conocer a personas que quizás no son lo que buscas. ¡No te rindas! No desesperes y lo tires todo por la borda. Según algunos estudios, aquellas personas que buscan relaciones largas deben conocer a una media de 15-25 personas al año. Entre ellas, estará la correcta. Así que no desistas si a la quinta nueva cita no ves química: piensa que con Internet es más rápido cerrar cinco primeras citas ya que solo dependerá de un click. ¿Cuánto tiempo puede llevarte, sin Internet, conocer a 25 nuevas personas? Piénsalo y no abandones

Seguridad. Ante todo, seguridad. Sobre todo si estás conociendo a caras nuevas con las que has contactado de forma digital. Aunque sea en poca cantidad, la realidad es que sí existen individuo que únicamente buscan “víctimas” a quienes hacer daño. “Si acudes a una cita online necesitar ser consciente de ello y tomar algunas precauciones básicas”:

1) Queda en lugares públicos. Incluso si el objetivo de este encuentro es única y meramente sexual, Robert Weiss aconseja que el primer contacto se realice en un lugar público como un café, un museo o cualquier evento público.

2) Avisa a tus amigos y familia. No se trata de asustarles, pero si de que sepan dónde encontrarte o cómo contactar contigo.

3) Cada uno paga su cuenta. En la primera cita no dejes que te inviten ni propongas tu el invitar. Si te encuentras con que la otra persona insiste en que la invites, Weiss dice, claramente, “lárgate”. Puede haber indicios de prostitución detrás de todo.

4) Viste adecuadamente. Especialmente si buscas una relación larga. En las primeras citas deja el vestido sexy en el armario: se trata de gustar a la otra persona por cómo eres, evitando lanzar mensajes sexuales inconscientemente.

5) Confía en tus instintos. Si una situación no te hace sentir en comodidad, vete. No lo pienses. No estás bajo ninguna obligación y aún menos debes sentirte bajo presiones.