Si eres psicólogo quizá te sientas identificado con alguna de estas reacciones propias en nuestra profesión, eso sí, en clave de humor.

1. Cuando el paciente te cuenta algo en la quinta sesión que hubiera sido fantástico saber antes

Psicólogos online

Bien, no pasa nada, pero hubiera sido interesante saberlo antes. Vamos a ello.

 

2. Cuando el paciente te dice «no creo en los psicólogos»

Psicólogos online

Siempre llega algún paciente con esto. Paciencia y a demostrarle que la psicología no es «magia negra» ni cuestión de fe.

 

3. Cuando llevas 7 pacientes seguidos

Psicólogos online

Las jornadas maratonianas de terapia son bastante agotadoras, sí.

 

4. Cuando el paciente se olvida de venir a consulta

Psicólogos online

A todo el mundo le puede pasar. Pero te obliga a reorganizarte el día.

 

5. Cuando te das cuenta de que un paciente resistente avanza en la terapia

Psicólogos online

A veces nos sorprendemos con el avance de una terapia. Y es una sensación fantástica.

 

6. Cuando la visita ha salido redonda

Psicólogos online

Esa sensación de «soy bueno/a y puedo con todo» que se te queda después de haber tenido una muy buena sesión con un paciente.

 

7. Cuando acabas una visita y te das cuenta de que te ha faltado preguntar algo importante

Psicólogos online

Esto siempre pasa. Repasas la visita y te das cuenta de que deberías haber preguntado esto o lo otro. En fin, para la próxima sesión.

 

8. Cuando un paciente abandona la terapia sin avisar

Psicólogos online

¿Por qué este abandono? ¡Con lo bien que íbamos!

 

9. Cuando un paciente ha llegado al final de su terapia, con éxito

Psicólogos online

¡Dar un alta es siempre motivo de alegría y celebración!

 

10. Cuando un paciente no quiere hablar de un tema que tú consideras imprescindible

Psicólogos online

-¿Qué te parece si hablamos de esa época en la que estabas mal?

-Prefiero no hacerlo, te hablaré de qué me pasa ahora.

 

11. Cuando llegas a casa después de un día intenso

Psicólogos online

Al final los psicólogos somos humanos, también. Y necesitamos rebajar la ansiedad…